El futuro prometedor de Javier Ordóñez

El futuro prometedor de Javier Ordóñez

Javier Ordóñez es uno de esos diamantes en bruto de la moda flamenca. Flamante ganador de la última edición del Concurso de Diseñadores Noveles de We Love Flamenco, a sus 21 años reconoce que siempre tuvo claro su vocación: “Desde pequeño ya sentía una gran curiosidad por el arte y por todo lo relacionado con el mundo de la estética y la belleza”, cuenta. “Siempre me llamó la atención esos escaparates de las tiendas perfectamente colocados y escogidos con la mejor de las decoraciones, podía llevarme horas observando cada detalle que esas paredes escondían”.

Y aunque inicialmente su carrera profesional iba por otros derroteros, su futuro cambió cuando se le presentó la oportunidad “de ingresar en una escuela de moda en Sevilla, y algo me decía que no podía desaprovechar aquella oportunidad que se me presentaba, pues mi sitio estaba tras una máquina de coser”. Dicho y hecho. Javier Ordóñez decidió presentarse al certamen de la pasarela que se celebra en el Hotel Alfonso XIII y salió victorioso con una colección inspirada en su abuela paterna:

“Mi abuela paterna siempre será una personas muy importantes para mí, al igual que un gran referente ya que ha sido sin duda una de las personas más inteligentes que he conocido. Sólo nosotros entendíamos el gran amor que sentíamos el uno por el otro, por eso el nombre de Rafaela era idóneo para la colección. Siempre la recordaré con cariño”.

Javier Ordóñez, ganador de We Love Flamenco

Con respecto al concurso, Javier Ordóñez comenta que lo recuerda “con cariño y como la mejor experiencia de mi vida sin lugar a dudas, con nervios e incertidumbre pero con una gran ilusión y unas enormes ganas de superarme a mi mismo”. Teniendo presente que se jugaba mucho en él, rememora los meses previos: “Durante el tiempo de crear y llevar a cabo la colección tuve mucho miedo e intranquilidad al no saber la aceptación que ésta podía tener pero finalmente me fui con el mejor sabor de boca que podía desear”.

 Intento dar lo mejor de mí para no defraudar a la mujer que llega y confía en mí para su vestido

Javier Ordóñez

Para Javier Ordóñez, las claves del estilo de sus diseños son: “Me encanta un traje elegante y que aporte feminidad y elegancia, para mi opinión lo importante siempre es tener claro que debe ser cómodo a la vez que espectacular y que la persona que lo lleve se sienta cómoda con él”. Y es que Ordóñez echa la vista atrás para tomar como referente a algunos de los grandes nombres del sector. “Desde siempre me ha encantado Valentino, Oscar de la Renta, Narciso Rodríguez y un sin fin más”. De ellos el diseñador opina que “la moda no sería como la conocemos hoy día sin la aportación que cada uno ha hecho”. Su estilo también se vislumbra en la figura de mujeres como “Nieves Álvarez o Carmen Lomana, a las que admiro y respeto y son grandes ejemplos para mí”.

Aunque la temporada se ha visto truncada por la pandemia, el diseñador alcalareño ya ha tenido la oportunidad de saber qué se siente al ver sus trajes en la calle: “Siento una gran satisfacción ya que intento dar lo mejor de mí para no defraudar a la mujer que llega y confía en mí para su vestido. Es bastante satisfactorio ver pasear a una mujer perfectamente arreglada y feliz por que tu vestido ha hecho que se sienta una reina. Eso lo ves reflejado en su sonrisa”.

El futuro para Javier Ordóñez es prometedor. Tras ganarse al jurado afronta su futuro “caminando siempre con los pies en la tierra y con la mente bastante clara. Trabajar, reinventarme y seguir aprendiendo y estudiando cada día de esta profesión ya que considero que hace falta toda una vida para estar a la altura y sacar lo mejor de uno mismo día tras día”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *