Ángeles Verano lleva una vida caminando entre volantes. Por eso no es raro que la diseñadora eligiera dicho título para presentar su último desfile. Para esta ocasión, Ángeles Verano ahondó en las raíces del traje de flamenca, con el único objetivo de realzar la belleza femenina.

Y es que Ángeles Verano concibe cada colección sin referencias ni inspiraciones, más allá de las que salen de su propia mente, intentando crear así algo totalmente nuevo pero fiel a su estilo. Este año Verano ha utilizado la combinación de tejidos, tales como el algodón, la seda, el lino y el otomán, creados por la firma Puro Flamenco en exclusiva para la
diseñadora.

Un año más Ángeles Verano afronta esta colección con la seguridad de tener en cartera a clientas fieles, que la han acompañado con el paso de los años y otras recientes incorporaciones que han hecho de la diseñadora su firma de cabecera. Es quizá por ello que se aventuró a presentar la colección fuera de las citas anuales y escogió a la Fundación Cajasol para tan destacado evento.

«Caminando entre volantes» compone una colección de trajes de flamenca con cortes limpios, asimetrías en volantes y mangas y con los lunares como denominador común e hilo conductor de las propuestas para las diferentes ferias de este año.

Cabe destacar la colaboración para el desfile «Caminando entre volantes» de Ópalo Negro, Marga Macías, Novias José Álvarez joyeros y Rocío Casado con las flores, pendientes, peinas y mantones.

Flamenca con arte para Ruth Lorenzo

Un año más, Verano hizo coincidir su desfile con la entrega del premio «Flamenca con arte», que este año recogió la cantante Ruth Lorenzo. Verano destacó de nuestra representante en Eurovisión en 2014: “su carácter luchador y su fuerza sobre el escenario”, además de “su versatilidad como cantante, intérprete y compositora”.

Y Lorenzo respondió como mejor sabe hacer: interpretando en directo una versión de «Sevilla» de Manuel Pareja Obregón.