Las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda han sido el marco, un año más, para la celebración de Pura Moda. Dicha pasarela es la prueba de que la moda no entiende de vacaciones y en pleno mes de agosto los asistentes a Pura Moda se han adelantado al resto y han podido en conocer de cerca cuáles serán las próximas colecciones de invitada y ceremonia de Aurora Gaviño, Carola Original, Pablo Lanzarote, Iván Campaña y Esther Noriega.

En «Alto voltaje» Aurora Gaviño apostó por las blusas para eventos y ocasiones especiales, siempre atendiendo al personal sello de la firma. Su pase se completó con una colección de trajes de ceremonia de texturas sedosas, gasas, mikados, chantilly y transparencias teñidos todos en magenta, rosa cíclamen, azul mar y rojo.

A continuación Carola Original puso de manifiesto que su principal fuente de inspiración en esta ocasión ha sido el agua. Este elemento y todo lo que a él concierne: mar, serenidad, calma… sirven de referencia en esta colección de vestidos que buscan la elegancia y el detalle para que cada pieza sea única y exquisita. Los complementos de Joyería Shaw y los sombreros de Reyes Hellín remataron el pase.

Una colección eminentemente bicolor fue la que trajo Pablo Lanzarote a la presente edición de Pura Moda. Con la actriz Marlene Dietrich como punto de referencia, el diseñador gaditano afincado en Sevilla atrapó al público con una colección pensada para una mujer que se viste como quiere, sin perder su toque transgresor y misterioso pero sobrio. En cuanto a los tejidos empleados, destacó el uso de paillettes, mohair, tules bordados, muselinas y crepes cubriendo líneas rectas, con volúmenes desestructurados, drapeados al cuerpo y favorecedores tonos como el negro azabache y rosa melocotón.

Con la actriz Marlene Dietrich como punto de referencia, Pablo Lanzarote atrapó al público con una colección pensada para una mujer que se viste como quiere.

Iván Campaña también optó por mirar al pasado en su colección. En este caso, el diseñador repasa la estética sesentera. En esta ocasión, los tejidos siguieron siendo una apuesta por la exclusividad en estampaciones propias, texturas de bordados elaborados por su propio equipo y nuevas apariciones de deshilados y mallas con purpurinas. Tampoco faltaron pedrerías bordadas, sedas, organzas estampadas, tules bordados en cristal y brocados.

Esther Noriega fue la encargada de poner punto y final a una maratoniana jornada en Pura Moda. Tras desfilar en la Mercedes-Benz FashionWeek Madrid durante cinco temporadas y tras su participación en una de las ferias internacionales más importantes del sector nupcial como es Barcelona Bridal Fashion Week en 2018, la firma se encuentra actualmente apostando por el mercado internacional para crecer comercialmente en Asia y países árabes. A ellos les ofrece bordados a mano y vestidos con minuciosos detalles en un amplio abanico de colores.