Aunque el calor está siendo el invitado no esperado en esta edición, el Jueves SIQ 2019 dejó una nueva jornada de desfiles. Sobre la pasarela, la jornada arrancó con el desfile de Guillermo Ramírez con su colección «Butterfly» ha invitado a soñar con invitadas vestidas en negro, rojo y gris. La idea nace de la metamorfosis de las mariposas y presentó vestidos de capa, por debajo de las rodillas y otros con cuerpos ajustados.

Entre los muchos tipos de mujer que nos deja la jornada de jueves SIQ 2019, la de Ángela Campos se dibuja sofisticada y clásica revisando, según la diseñadora, las piezas estrella de su carrera: los vestidos de novia.

Le siguió los diseños de Francisco Tamaral. Estéticamente, el cordobés bebe de inspiraciones japonesas, representando a una mujer que no pierde un ápice de feminidad el día de su boda, visible en siluetas con estudiados cortes y volúmenes y mezcla de texturas: Gasas, mikados, organzas plisadas, crepe seda y crepe punto, guipur y rebordé.

 
Una vez que te has hecho con un nombre en la moda flamenca, mostrar una colección de ceremonia sobre la pasarela no es fácil a no ser que imagines todo un universo alrededor que lo sostenga y lo haga atractivo, y ese parece que fue el gran fuerte de la firma José Galvañ. Para la próxima temporada el diseñador (junto a Agustín Roiz en los tocados y Lamágora en los complementos) plantea una propuesta estéticamente muy potente y con su debut augura grandes logros fuera de la moda flamenca. A pesar de ser su primera colección de estas lides y que ésta se llamara «Essai» (ensayo), el joven presentó el jueves SIQ 2019 piezas maduras que servirán a sus clientas para vestir en las celebraciones más especiales.

*Todas las fotos han sido tomadas por Chema Soler