Ángeles Verano es de esas personas que verdaderamente ama a su profesión. Se le nota al hablar, al moverse, al sonreír cada vez que se hablan de lunares y volantes. Esto quedó patente en la última colección de la diseñadora: «Amor al arte», un trabajo muy completo que bien puede resumir sus dos décadas de trayectoria.

 

Decía Verano en una reciente entrevista a Elena Carazo que «ir a comprar un traje de flamenca es una experiencia parecida a comprarte un traje de novia, pero que pasa todos los años». Y razón no le falta a esta veterana de la aguja y el dedal porque vestir un traje de Ángeles Verano es toda una experiencia.

Ángeles es Ángeles y así pasen los años ella sigue al pie del cañón. Vestidos vaporosos, sensuales escotes y estampados que se mezclan y se reinventan cada temporada. Tanto es así que para la próxima temporada propone napa, lúrex y lunares superpuestos.

Además, en We Love Flamenco Ángeles Verano tuvo el honor de que Laura Sánchez desfilase para ella. Y es que para la onubense Verano tenía preparado el premio «Flamenca con arte» que desde hace diez años se otorga a mujeres que, cada una en su estilo, guardan un alma flamenca: De Mariló Montero a Ana Rosa Quintana, pasando por Ana Obregón o Pasión Vega.