[dropcap type=”background”]A[/dropcap]HT Studio (Ana Herreros de Tejada) ha trabajado codo con codo con Roberto Diz y se comporta como si nada pasase. De la casa de su maestro se ha llevado esa elegancia misteriosa que exhalan las prendas del gallego y la desarrolla en su conversación, sus movimientos y en su propia línea de moda, AHT, lanzada con acierto en plena época de crisis y que ha sabido adaptarse a los tiempos “porque la moda no está reñido con lo asequible”.

ahtstudio

La joven creció cosiendo ropa a sus muñecas y jugando a crear y pintar… Los derroteros de la vida, caprichosos a veces, la llevaron a estudiar Turismo y posteriormente trabajar en el ámbito de la dirección hotelera. Pero esa chispa que de repente salta a los que tienen la mente inquieta fue la que con 25 años hizo que estudiara Diseño y Dirección de moda: “La casa se va haciendo poco a poco, hay que empezar por los cimientos”, cuenta. En su estilo, como ella misma dice, destacan “los colores arriesgados como el amarillo mostaza, estampados florales atrevidos y siluetas lánguidas y con vuelo”. No obstante, a la diseñadora le gusta escuchar a su clientela y trabajar juntas en la pieza: “Hago lo que me gusta pero no puedo negar que vivo de esto. Además, no tengo ideal de mujer porque todas me parecen perfectas”. Bajo esa premisa siempre se hace la misma pregunta a la hora de ponerse a dibujar: “¿Me lo pondría yo?”. 

La diseñadora ha situado en Sevilla su punto de despegue: “Gracias a Dios a las sevillanas nos encanta arreglarnos en bodas, ceremonias, bautizos… Cualquier ocasión es perfecta para lucir nuestras mejores galas. Pero por otro lado nunca hay que quedarse en casa, hay que ampliar fronteras”. Mientras tanto, Herreros de Tejada ojea “blogs extranjeros, desfiles de Alta Costura…” y es de las que piensan que los tejidos hablan: “A veces la tela ya te lo dice todo. Luego cada uno adapta la moda a su gusto. Va con la persona y elegancia de cada uno”.

“Si estás preparado y eres constante con tu trabajo se puede llegar lejos”

A la destreza con la aguja hay que sumar que su trabajo es viral: “Mi meta está en ir creciendo poco a poco y hacer novias”, apunta. Continúa: “Está muy de moda el intrusismo en esta profesión, el dinero no lo es todo. Si estás preparado y eres constante con tu trabajo se puede llegar lejos”.

aht